miércoles, 8 de julio de 2009

Cuento de sal y azúcar


EN LA VARIEDAD ESTÁ EL GUSTO. Cuento Persa

Un rey tenía dos hijas muy bellas, pero quiso saber cuánto le querían. Primero le preguntó a la mayor. La chica, astutamente, respondió que le quería «como al azúcar», ya que era el sabor preferido de su padre.

El rey se puso contento y le hizo la misma pregunta a la otra hermana. Pero ésta dijo que le quería «como a la sal». El rey, furioso porque detestaba este sabor, la echó del palacio. La princesa se refugió en una cueva.

Un día se encontró con un príncipe. Los dos se enamoraron instantáneamente y se fueron al palacio del príncipe. Pasados los meses, un huésped llegó al palacio. El príncipe le acogió encantado, pero la princesa, al ver que el invitado era su padre, no quiso saludarle y se escondió en la cocina, donde comenzó a preparar platos y platos, a cual más dulce.

El rey estaba feliz, pero llegado el quinto día estaba tan empachado de dulce que pasó tres días sin probar bocado. Cuando se repuso, la princesa cocinó una comida normal y el rey quiso conocer a quien tan ricos manjares había preparado. Cuando la princesa se presentó, el rey reconoció su error. Se perdonaron y fueron felices comiendo comidas dulces y saladas. Y colorin colorado .....

1 comentario:

  1. hola tita!!!
    estube buscando este cuento desde hace muiiiiiichisimo, siempre q queria contarselo a alguien no podia porque no recordaba el final, lo q si recuerdo es q me impacto porq aunq era muy niña cuando lo lei, senti q encerraba un lindo mensaje. asi que gracias, por aclarar mi memoria, hasta la proxima, elvamilagro

    ResponderEliminar